domingo, 27 de junio de 2010

Si No Es Hoy, ¿Cuándo?


Por: Lidia Valdez
ASI-JALISCO

Convencer significa lograr que una persona se decida a hacer algo; conseguir con razones, argumentos y pruebas que se reconozca la verdad de una cosa.

Estoy totalmente seguro de que todos ustedes tienen una noción y una opinión de lo que es nuestro país, una opinión quizá mala o quizá buena, hoy con pruebas, razones y argumentos, intentaré convencerlos de que vivimos en un país privilegiado, en un país capaz de ser mejor que cualquier otro porque en su territorio tiene todo lo que se necesita para lograrlo, pero lograrlo depende en gran parte de nosotros.

México, el decimo cuarto país más grande del planeta y el quinto de mayor tamaño en el continente americano, un país que destaca de otros por sus litorales (11,122 km), un país que Junto con Brasil, Colombia e Indonesia, se encuentra entre los primeros lugares de la lista de riqueza de especies según datos publicados por la SEMARNAP (Secretaria de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, a cargo del Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo), un país que cuenta con las maravillas naturales más hermosas del planeta, un país acariciado por la mano de Dios, pero achicado por la mano del hombre, una nación que presume consolidarse como un país de ingreso medio – alto, según datos del banco mundial, supongo que esto gracias a nuestro multimillonario compatriota Carlos Slim y otros cuantos millonarios más que beneficiados por la política de cuates que gobierna en México, año con año crecen su fortuna y con ello “la nuestra”. Todo esto es causa y efecto de un Estado maniatado por el influyentismo, un estado que lejos de domesticar a las criaturas que ha creado, ahora vive aterrorizado por ellas.

¡Pero ciudadanos! Recordemos que al no denunciar nos convertimos en cómplices y por tanto causante de las enfermedades que acosan a nuestro país. Porque como dice el dicho, “Quien calla otorga”, si tú no te quejas, si tu no manifiestas tu inconformidad, estas aceptando y facilitando la anarquía.

Vimos en un país que necesita soluciones, en un país ansioso de respuestas en donde el gobierno no ha sido sensible a los grandes reclamos de sus comunidades, de en donde el gobierno nunca está atento a nuestras aspiraciones y no se compromete con sus ciudadanos.

Recuperemos el poder del pueblo para representar las mejores causas, para ofrecer los caminos de la paz y para responder ante las injusticias. Hagámoslo exigiéndonos a nosotros mismos antes que a nadie, ayudando donde se necesite, comprometiéndonos como futuros abogados a hacer cumplir la ley, de la forma en que ésta debe ser cumplida, sin ajustarla a nuestros intereses si no persiguiendo siempre el bien común.
Llegó el momento de exigir lo que nos corresponde, porque nosotros el pueblo de México somos quienes les damos el poder para que nos representen y se olvidan de ello, llegó el momento de exigir el poder del ciudadano, llegó el momento de exigir la democracia en México.

Esto sólo se logrará haciendo de la correcta y justa aplicación de las leyes el único instrumento para combatir y erradicar las enfermedades que menguan a nuestra Nación, enfermedades como la corrupción, la impunidad y el influyentismo que hacen que el gobierno esté condicionado y que éste pierda su soberanía.

Con la justicia y la igualdad como visiones, con la solidaridad y la fortaleza que nos caracteriza a los mexicanos, con las ganas de forjar un mejor país, con la finalidad de lograr el bien común, yo los invito formarse como un excelente grupo de profesionales, porque si de aquí no surgen las medidas concretas y adecuadas para encarar los problemas que México viene arrastrando desde hace décadas, estas surgirán de personas que solamente a base de la violencia solucionan los problemas, y no los culpo, al contrario los entiendo, porque es obvio que vivir en la miseria arrastra a realizar acciones impulsivas, acciones que quizá terminen de matar a nuestro país, o que lo expongan como un blanco fácil de la avaricia de otras naciones.

Hoy aceptemos el compromiso, hoy reconozcamos nuestra responsabilidad, y juntos de una mejor forma que hace 100 años, hagamos de México el mejor país. ¡Que viva México!

1 comentario:

  1. ¡Hola genial!

    ¡Felicidades!¡Congrulations! Me ha gustado mucho tu blog y es positivo, mucho ánimo.

    Mi blog es:

    http://sordobierzo.blogspot.com/

    Muchas gracias.

    Un saludo

    ResponderEliminar